Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Ir abajo

Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Mensaje por samuel17993 el Mar Feb 15, 2011 10:03 pm

Antiguos Profundos Dolores del Alma


Camino por la calle hacía la consulta del sicoanalista, está en una calle estrecha, seguramente para mayor intimidad aunque a mí no me importa que me miren como diciendo; eh, cuidado un loco, porque esta entrando en el sicólogo, ser que desentraña el alma de seres enloquecidos.

Algunos se piensan que solo hay dolores físicos, y que por tanto quien va al “loquero” es un “pirado” de los de que asesinan a gente ; cosa que hay y que si hubieran sido tratado a lo mejor hasta no hubieran asesinado. Hay que decir que a veces la cabeza solo necesita un poco de “sentimientos” o amor para arreglar ciertos problemas síquicos porque parece que en este mundo cada vez más loco y materialista que es la única felicidad lo material y los conocimientos; los primeros te pueden sosegar algo pero no son demasiado importantes y los últimos no dan felicidad aunque puedes con ellos elaborar cosas para hacer felicidad pero también el saber te puede hacer daño y incluso a veces tu cerebro te protege de ellos…

Aunque todo esto es algo raro decirlo…, pero la felicidad es algo tan relativa como el tiempo; a unos es x y otros es y, algunos les hace feliz ver el futbol todos los Sábados, a otros estar con la pareja (bueno depende si esta hace sufrir al sujeto…) además de otras muchas cosas como escribir (algunos nos desahoga y también es buena terapia para sacar la realidad de tu inconsciente). Todos somos muy diferentes y todos tenemos problemas y no por eso somos peores que otros. La felicidad también “nos engaña” con somníferos y a veces no nos deja ver lo turbio de algo por eso el conocimiento nace de la desesperación y por eso las mejores obras o son por el pesimismo o el sufrimiento o por la felicidad. Pero la felicidad es muy importante y por todo eso creo que la mejor felicidad es la echa en libertad por eso a veces no me dejo llevar por mi sicoanalista aunque a veces me pueda ayudar o otras no, porque sé que su teoría o por lo menos para mí es tan verdadera como la Biblia para los cristianos pero su práctica… es engañosa y muy escasa de éxito.

Mi amigo José me esperaba en la sala, hoy tocaba otra vez la terapia y sabía que me dolería recordar ese día que tanto me tormenta aunque sé que no hice nada malo pero algo en mi cabeza, un tupido velo, me daña por dentro. Fue la noche que encontramos a María un día después de desaparecer. Esa noche fue algo que todavía, aunque no es algo censurado por mi mente, no me deja en paz, como una daga colgada sobre mi cuerpo que poco a poco se me clava.

-Bueno Darío, hoy toca ir hasta el final, ¿Estarás preparado para ellos?, te dolerá pero te esto te ira dejando de acosar aunque puede también, en esto te aviso, hacerte más daño porque te hará recordar cosas dolorosas y traumáticas.

-Sí lo sé, quiero acabar ya. Quiero acabar con la terapia.

-La terapia Darío sabes bien que no acaba hoy, después de esto habrá que seguir un seguimiento…

-Ya, me imaginaba…

-Darío ponte en el diván, como siempre. Desde el principio al final. Otros días fue por partes pero hoy hay que dar un gran paso.

Era un día de invierno muy frío cuando tenía unos 14 años, María era una de mis mejores amigas, y algo más y lo sigue siendo… María era de estatura alta aunque no mucho, de pelo y ojos azabaches con la piel morena. No tenía mucha fuerza física pero sí síquica aunque todos somos débiles en ciertos momentos hasta el más valiente.

Había un profesor llamado Mateo, al cual yo bromeaba con María con que la miraba con “ojitos” (como el poema de Manolo Chinato aunque de otra forma muy diferente) sin saber yo que eso fuera verdad, y no solo eso sino que provocaría un día de 22 de diciembre, acabando el curso ese mismo día, la desaparición de María. Hay que decir que en la zona había bastante miedo porque habían ya desaparecido cinco jóvenes de entre 12 y 16 años, pues a ese cerdo le gustaban las jóvenes a las que le salían los pechos por esa época. Quién diría que el señor Mateo tan respetable y gracioso podría estar detrás de tal locura por la que entre las madres tenían miedo y las hijas despreocupadas no las importaba a excepción de María que era buena felina y que fue por su osadía a quien ese loco la aprisionara y la tocara…que asco me da decir esa palabra en este contexto.

Hacía unos días, María había visto a nuestro profesor; Mateo, muy raro, nervioso, con huidas sin fundamento sólido con altas dosis de nerviosismo. Un día en una de sus aventuras de investigadora privada le siguió hasta una cueva sin aventurarse más, esto me lo contó al día siguiente un 19 de Diciembre. Al día siguiente, ella sola porque a mí esas cosas de conspiraciones de María eran no más que “chuminadas” sin sentido y tampoco razonamiento pero estaba yo muy equivocado, ella se introdujo en una cueva en la montaña; una antigua mina abandonada.

María descubrió en ella una locura sin fundamentos, ese pedófilo y macabro tenía una especie de fabrica de la tortura sobre todo sexual, claramente eso era un juego para él y disfrute con chicas que no creían que alguien podría emplear algo con la palabra sexo o sexual incluida o relacionada como un instrumento de maldad pues para ellas, la mayoría de papa y mama “apijotadas”, viven drogadas en una adolescencia en las nubes. A diferencia de ellas, María era inteligente pero en ese momento su curiosidad hubo de ser su punto flaco y era muy guapa por lo que desde siempre fue la favorita de Mateo por eso la dejó acercarse a su escondite, sabía de sus incursiones anteriores y como serpiente que busca el momento para atrapar a su presa… a María atrapó en su trampa.

Yo estaba ya muy preocupado, porque había ya un día que no aparecía María y era 22 de diciembre, y si no me falla la memoria, el día de las vacaciones navideñas que concluían con buenas notas para ella, mi desaparecida amiga, y con algún fracaso para mí, como siempre…

Al acabar de clase, con miedo de ir a lo desconocido me dirigí a la cueva que me habló María el día anterior de desaparecer, después de un trayecto a píe tarde en encontrar unos treinta minutos para localizar la cueva. Me acerque, había luces, era raro pues esa mina hacía mucho tiempo que estaba cerrada y antes estaba cerrada a cal y canto pero alguien la había rehabilitado…

Estaba a un paso del semicírculo que enmarcaba la entrada de la mina (o cueva, para mí sinónimos) cuando oí un sonido, un grito que me heló el alma y que me parecía no solo de mujer si no de la misma María. Entre silenciosamente por la mina, me aventuro solo pues podía su huida valer la vida de alguien y posiblemente como acerté con la de María que fue con quien se cebaba ese perturbado de Mateo. Caminaba rumbo entre la inconsciencia de saber qué hacer, al filo de algo que sabía que me sorprendería y nunca olvidaría… otro grito helado seguido por un quejido pidiendo la compasión por el dolor. De pronto paro y yo seguí por ese pasillo sin hacer ruido aunque ahora yo oía los pasos de alguien.

Me pare en una especie de armarito colocado con instrumentales que me dejaron en un estado casi de shock pues parecían a los de la antigua inquisición; con el “cascanueces” o otros instrumentos para sonsacar la “verdad” o “sacar el demonio. En él encontré un hacha pequeña aunque lo suficiente grande como para matar. La guarde y escondí instantáneamente en un bolsillo de quien sabe que allí no había montado precisamente una fiesta si no una orgia sádica; y no precisamente de las que dan placer.

Seguí hasta dos habitaciones contiguas; ¿Cómo había puertas? Me preguntaba aunque ya sabía que allí eso daba igual ya. Iba a entrar por donde oía suspiros ahogados.

Abrí lentamente intentando evitar todo ruido que perturbara ese llanto mudo de silencios que marcaban que algo se preparaba como después de la calma llega la tormenta. En la sala, con grilletes, con las ropas destrozadas casi desnuda con la cara muy magullada y sin fuerzas estaba María a quien casi no reconocía. María despertó alertada por mi presencia que la miraba totalmente asustado y sorprendido por el estado al cual estaba María y que nunca había imaginado para ella ni para otra mujer. Entre susurros María comenzó a hablarme:

-Darío, debes irte, corre, avisa a la policía, por favor que no te atrape pues Mateo nos tiene atrapadas.

-Pero no debo dejarte aquí, primero te sacare.

-No, te sería un estorbo, olvídate que…

Darío sintió algo detrás de él, sabía que era una persona, María puso una cara que nunca había visto, me grito pero no la escuche, yo sabía que quien estuviera allí, detrás mío, que sería el objetivo de el hacha que guardaba y que Mateo en su egocentrismo no sabía que poseía. Se me acerco y puso su mano helada de sicópata.

-Mira, si es mi alumno más brillante pero que no despunta por estupidez. ¿A qué venías?, ¿A rescatar a tu amiguita, a tu princesita en tus sueños que deseas en la censura impetuosa de tu ser cada parte de ella.

Sabes que hemos jugado mucho, sabes que su sabor, su tacto, su olor y su carne las he probado, sabes que la gustaba y que gritaba como una loba, como te habría gustado haber sido tú y haber probado la carne de quien cada día miras con esos ojos que de manera inconsciente desean, incluso sin saber, poder poseer ese cuerpo fuerte por dentro pero tan frágil por fuera. Somos todos animales, algunos más listos, otros se hacen los tontos y los que se creen listos pero no lo son.

No recuerdo como lo hice pero solo sé que saque el hacha lentamente, sin que me viese ese hijo de puta, malnacido, y sicópata con un movimiento rápido pude cortarle la mano que tenía sobre mi hombro, mientras María me gritaba mi nombre, y ahora ya casi acabado Mateo intentaba sin mucho éxito cerrar la herida que había amputado su extremidad.

Mis ojos fijos y aguileños miraban a mi presa que de pronto tornó de ser un águila imperial a ser un triste pajarillo que silbaba alaridos. Me acerque y le raje el cuello sesgando su arteria carótida, ya sin poder evitar su hemorragia, le clave en el cráneo el hacha expulsando más sangre y los sesos, volviendo a repetir la operación entre la rapidez nerviosa y un odio animal y que me daba la asquerosidad de ese cabrón que no tiene otro adjetivo fino para tal decrepito.

Después libere a María, que me besó y abrazó como con toda la energía que le quedaba, llame a la policía con el propio móvil de Mateo. Miraba a María con miedo y una felicidad muda de quien sabe que no hay total felicidad en el alma de María ,no la pregunte que la hizó, supe en sus premisas de sus pocas palabras duras y frías que intentaban acallar preguntas que la había violado aunque ya lo sabía por Mateo.


Acabe de describir el relato con mis palabras a José, que ya sabía la historia, que aunque no le sorprendía le ponía los pelos de punta.

-Acabemos, sé que no te gusta Darío, pero aun siendo sicólogo forense tu igual que los curas no pueden confesarse a ti mismo, es mejor que yo te trate al igual que a María…

-Ya lo sé, y ella lo necesita más, se que aun siendo sicólogo a ti te cuenta cosas que a mí no me contaría ni en verdad no quisiera ya saber…

-Eres mi amigo, sois mis amigos y sé que nunca estas cosas se olvidan pero hay que seguir con todas esas cargar.

Abandone el bloque de mi amigo sicoanalista, llegue a casa pronto escapando del frío invernal de las navidades. Encontré a mi mujer en casa, María ya podía sonreír y me abrazaba con la misma fuerza que cuando la quite los grilletes de su agonía de este mismo día de hace muchos años. La susurre que yo cocinaba, estaba aun con la terapia feliz como un idiota pues hoy me dijo María que estaba embarazada. Hay que decir que después del tiempo todavía tenía pesadillas pero que eran cada vez menores, todavía tenía cierta hipersensibilidad que antes poseía en menor cantidad pero la fortaleza síquica volvía a ella, también ella tener contactos sexuales sobre todo al principio la producía dolor ,que me entristecía e estremecía por imaginar lo que la hizo ese loco, pero como todo dolor; el amor y el tiempo en cooperación todo lo apaga y así fue cuando ya parecía esa ventura del pasado entre el caos de un día de inverno no más que una sombra muy, muy, muy lejana…

P.D- Este relato iba a ser para un concurso pero por la temática y por fallos sintácticos me recomendaron que no lo hiciera. ¿Qué opináis de él?.
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Mensaje por purpleviolett el Miér Feb 16, 2011 2:30 am

Me parece muy interesante lo que empiezas diciendo acerca de la felicidad, también sobre la consciencia/inconsciencia aunque son conceptos complejos, hay una buena reflexión sobre ello en la primera parte.
El relato en si es bastante intrigante y mantiene la atención del lector hasta el final.
Me he quedado helada con lo del cascanueces porque justo ayer vi un reportaje sobre eso, y un tipo especialmente macabro.
He visto algunos fallos, si, quizás cambiaría un par de cosas, pero como dije la historia engancha y tiene una buena reflexión al principio, y me gusta que esté contada de esa forma, como el prota de lo cuenta al psicoanalista para sacar la historia de dentro.
¿Al final no la presentaste? Puede que cambiando un par de cositas hubieses ganado una buena posición n.n
¡Saludos!
avatar
purpleviolett
Maestra Jedi
Maestra Jedi

Mensajes : 156
Fecha de inscripción : 12/02/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Mensaje por samuel17993 el Miér Feb 16, 2011 2:37 am

Todavía tengo tiempo para presentar hasta Abril XD...
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Mensaje por purpleviolett el Miér Feb 16, 2011 3:39 am

¿La temática es de cuento de terror? ¿Hay temática o es libre?
La verdad es que nunca me presenté a uno xD
avatar
purpleviolett
Maestra Jedi
Maestra Jedi

Mensajes : 156
Fecha de inscripción : 12/02/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Mensaje por samuel17993 el Miér Feb 16, 2011 5:24 pm

es tematica libre
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Profundos Dolores del Alma[

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.