La Son del Murcielago

Ir abajo

La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Mar Feb 15, 2011 6:03 pm

*M-Clan
La Son del Murciélago

PROLOGO- Murciélago Imperfecto




I- La niebla*
20/12/2010

Hoy llegó la niebla*
que con su gris capa
me oscurece:
al dorado sol,
al cielo azul,
al humo de mi mente,
que se escapan...

Hoy llegó la sombra,
los cuervos me siguen,
me siguen y persiguen
por el camino que camino;
el cual creo no tiene principio
el cual creo no tiene fin
el cual creo que no lo creo,
son telarañas tóxicas
haciendo pegajosos hilos
que me atrapan.

Hoy llegó,...la sin nombre...,
me agarra
con su fría mano
todos mis pensamientos
con su guadaña que me aprisiona;
me ahoga el corazón,
me intento reanimar,
me intento escapar
pero creo al final tendré
que capitular.

Hoy llego yo
y no se si es hoy,mañana o ayer
y no se si me caigo
y no se que me duele
pero en el hastió de hoy, mañana o ayer
no me sale la rima
que suelo escribir mi verso.

II- En el limbo
21/12/2010

Me encuentro que no me encuentro,
me siento que no me siento,
me pienso que no me pienso.

Camino, no se a donde, camino
por el camino que no puedo caminar
y me encuentro sin saber donde estoy,
y me siento pero no se si ,yo, ni exista
y me pienso sin que ahora pueda pensar.

Veo, muchas sombras, veo
por el cielo un nubarrón invisible
y me encuentro en el limbo
y me siento que floto
y me siento volando.

Descubro, su fría mano, descubro
por cualquier lado que se une al mal tiempo
y me encuentro en la monotonía
y me siento un cristal
y me pienso solamente.

Me encuentro que no estoy,
me siento que no veo ni oigo,
me pienso que no existo.

III- Entre la oscuridad
22/12/2010

Entre la oscuridad...
una sombra,
escondida,
que aparece a la espalda
que sale como una daga
y se aleja en caminos cruzados.

Entre la oscuridad...
ninguna luz
entre montañas escarpadas
que llenan ecos mudos
que me enfrían
y me engullen.

IV- Sin sentido y sentidos
23/12/2010

Un bucle,
una espiral,
un circulo.

No puedo ver
en esta oscuridad
con la que me tope
y ya no se...
que escribo,
que digo,
que hago.

No puedo oír
en la mudez
de mí mi corazón
y no se que pasa o me pasa...
si nadie escucha,
si soy yo un sordomudo,
si solo soy un espectador.

No puedo hacer nada
por estos abismos
terribles, infinitos y me caigo
y me siento desolado y enfermo
en una linea...infinita de incomprensión
por un cuadrado...aprisionado de si mismo
una estadística....sin calculo sin remedio.

Una cronología de acontecimientos,
un triangulo de advertencia,
una recta parada por un obstáculo.


V- Ya...nada
26/12/2010

Ya no noto...
nada,danza zarpeante.
Ya no se qué me pasa,
¿Qué me pasa?

Se exhalan mis nubes
por un recoveco;
una daga helada
que me congela
por dentro del alma
y fuera me desangra.

Se exhalan mis nubes
por un recoveco;
una chimenea ígnea
que me quema
por dentro del cerebro
y fuera me oscurece.

Se exhala mi ser
por un abismo
por el cual, yo solo,
siento caer
herrando, dolido y dormido
y yo sin sueños...

Ya no noto...
nada, bailes helados
ya sin nada
ni mi sombra huida.

VI- ¿Cual soy?
26/12/2010

Para empezar*
diré que es el final*
para acabar
diré que no hubo principio.

No hay luz
en esta cueva
donde habitan, los murciélagos,
escondidos del mundo
en esta cueva
sin luz.

No sale Apolo
y Diana aguarda
mientras Atenea
está en la sombras
esperando a Ares
escondido al fondo de la cueva

No hay nada
y puede haber mucho
pero sin valor
pues más vale
las entrañas
de esta cueva sin luz.

No me escondo
en esta cueva
pues ella se esconde;
soy como el cristal,
soy como el mar,
soy como mi sombra.

Para acabar
diré que soy un murciélago.
Para empezar
diré que soy el eco.

VII- Inútil encierro
30/12/2010

El pasar inútil
del viento frente a la ventana,
bajo llave,
bajo barrotes
y de carcelero:
una sombra,
una música muda
y repetida.

Todo en penumbras,
caminando a tientas
dándome de morros,
dándome con todo
y todos
como un ciego
como si nada
y a nadie los viera.

El reloj torna
otra vuelta más,
son las dos,
son las tres
y las cuatro
entre tinieblas
entre la noche
y sin ninguna luz.


VIII- Circulos y lineas
30/12/2010

Cercado en un abismo
en un circulo eterno,
un mareo en un seísmo
en un lento tropiezo.

Que las palabras no salgan...
para nada, desespero,
y nada, una daga
que, a mí, mudo me dejó.

Verano y después
Otoño y Invierno,
sin más y todo muere,
sin más y ahogado me dejo.

Y otra vez, Tic-tac, Tic-tac.
Todo inerte, todo yerto,
una circunferencia
y una linea, quieto.
IX- Pasa todo y nada
30/12/2010

Las palabras se esfuman
como el humo,
como las horas
y todo estancado,
como ahogado
como si nada.

Una noche sin estrellas
sin luz
sin luna
y todo en un manto oscuro,
todo sombras,
todo vació.

El respirar ahogado,
pausado,
rítmico
que con el invierno
se quedó,
se congeló.


La Son del Murciélago
2ª Parte
"Creí mi hogar apagado
y revolví la ceniza.
Me queme la mano.
Da doble luz a tu verso
para leído de frente
y al sesgo"
A. Machado


X- Una noche invernal
31/12/2010

En una larga y fría noche de invierno,
llegan recuerdos borrosos de primavera;
cuando esas rosas florecieron
y hoy el aire las congelo, en eternas;
miradas por mis ojos ante los tiempos,
que se sucedieron sin que germinaran ellas
si no que heladas, ellas, sin saber murieron,
ante el agua fría que las envenena.

En esta larga y fría noche de invierno,
una doble faz, de acaricia que hiela
con su mano invisible de invierno fuego
en sus entrañas más profundas y fuera;
esa mano de noche azabache que me quemó,
no me deja y me para pues me congela
al alma herida por esos malos vientos,
y ,en la lejanía, la pura soledad me enreda

En toda larga y fría noche de invierno
como las estaciones que van, que pasan ellas,
como ese reloj, siempre fiel, regresó;
el mio pobre corazón vuélveme a congelar,
ante el florecer y enmudecer, se deja yerto
todos los jardines y lirios que murieron
por la eterna infancia y madurez que se apresan
sin saber, heladas, sin esperanza y esplendor.
XI- Luna Selene
31/12/2010

Selene, con su cara mostrada,
que ella nos guarda en su resplandor
como protectora de la soledad
con sus caricias y sus abrazos.

Selene,sola y tan lejana
como es nuestro desamparo
como en esas noches estrelladas
en las que el corazón arrancaron.

Selene, solitaria amada
de poetas y encadenados;
liras para ti, magna en hazañas,
que nosotros te apreciamos.
XII- La habitación invernal
4/01/2011

El viento choca
contra la ventana,
hasta derribarla,
y el aire del exterior
inunda la habitación.

Un manto de hiel,
de lagrimas de Luna,
se esparce
abrazándolo
todo con su frío.

Las flores rojas
que nunca regué
que habían florecido
que nacieron en primavera
el hielo las congelo.

Todo,
en silencio,
suena a instantánea
en éxtasis
de monotonía.

Entre la noche,
las sombras se alejan
y se acercan a mí,
parado sin poder
moverme.

El frío y las animas
con sus caricias,
de invierno eterno,
me paran
el corazón.
XIII- La marea
5/01/2011

Entre la mar
de el fuego y el quemarme
de flores que se pudren
de vacíos sin estrellas ni Luna.

En esa vorágine
entre batidos
de duda,
de pregunta y frío.

Espero, es un pero
de armadura helada
y de llamas
en mis adentros
que me queman sin tregua
como un sonido mudo
como un susurro
del viento.

XIV- Desolación de la Quimera
10/01/2011

Con el cielo teñido
de negro y cayendo
la lluvia.
Noto tu aliento
podrido.Quimera.
De aliento de León
-que cree dominar
en esta tú selva-

Tus pasos,
con pies felinos,
se acercan.
Tus acordes
y tu aliento,
agarrándome
con tus garras
de una hiena,
me apestan.

Clavándome
tus afiladas uñas
en el hombro,
a mis espaldas.
Te veo, sí, te veo
y con estos versos
y con alma de dragón
y fénix te pugno.

Miro a lo lejos
y veo:
a mil victimas
a mil almas -apresadas-
a mil relojes -corriendo-
en un desierto
de sol
y mar
que lo traga todo
en tu nombre.
XV- Un Porqué
7/01/2011

¿Por qué escribo?
Un ácido
Recorre mi mente
Como el roció
Como el agua
Que cae
-Little by Little-
Poco a poco.

No es el porqué
Es la sabia
Del árbol
Que fluye
Por cada hoja
Deseando, deseante
Del agua.
XVI- El Mundo que me separa del mundo
11/01/2011

En un mundo
Cada vez más idiota,
Cada vez más banal,
Cada vez más odioso,
Me siento repugnado

Entre relojes,
Como de pesadilla oscura
Como de ahogarte
Como de sin corazón
Y sin cabeza,
Me matan,
Lentamente.

Hoy, hay circos
Por todas las calles,
Por entre las cajas tontas
Por entre el rebaño
Que no piensa
Ni tampoco
Siente

En mi mundo
Cada vez más desierto
Cada vez más cansado,
Y más realista
Y menos idealista.
XVII- Sentir, escribir y pensar
12/01/2011

Que mis manos escriban
Que mis ojos lean y lo aprendan
Para que no nos sirva
Más que adalid de estúpida esperanza.

Que no haya nada y nada
Que un corazón y que de lo demás…
Adjetivación de amargo retal
Que en él, todo se apaga.
XVII- Sobre Trenes
13/01/2011

Hoy, va a pasar, va a pasa.
Entre el sol y la niebla
Deseo montar, sin pensar.
El Tren va a pasar sin parar
XVIII- La banalidad
12/01/2011

¡Qué bonito!
¡Qué bonito!
Es precioso
E idílico
¡Qué bonito!

Y mientras
Esto lo decían
Del magnánimo profeta.
A sus ideas,
A sus canciones
De sus amores
Las escupe
A la cara.

¡Qué bonito!
-dicen-
¡Qué falso!
Dios inexistente, o Superman.
Sálvame –Deluxe-

*M-Clan **Fito y fitipaldis
La Son del Murciélago

PROLOGO- El cisne


II- Cisnes de cuello largo

-RELATO-


El escritor, digamos que es un enfermo, sobrevive del escribir, a parte de las editoras que son el amargo empleador que nos veja. Es difícil escribir, a veces, sobre todo si se tiene una atadura mental. Pero, al igual que una atadura, una gran idea es como la hiedra que se enreda o la serpiente que se enrosca a su presa, a su objetivo, a su comida, que será cualquier pobre animal aunque, otras veces, caza a un gran rival como un León de fiero o el silencioso Tigre.

Escribo, por fin, esta cosa sin valor que sé que al final nada vale, el viento se lo llevará todo cuando nosotros no estemos. Hoy, aquí, como ayer o el mañana estoy debatiendo con Cronos o, en mi cabeza, con Atenea que, a veces, le brota un dulce sin culminar. Las hojas pasan por la máquina de escribir que, aun con los ordenadores, es un disfrute los ruidos sordos de las teclas y del pasador firmando esto que escribo que está clavado en mi cabeza, aunque estas mismas palabras no hayan sido exactamente pensadas así, en el mar de llamas de la meditación de estos días de tiempos de nubes negras que, ahora mismo, veo por la ventana y me hace encender la luz.

Los días pasan cuando, sin razón, no hay razones para esperanzas. Paso por los bares en la mayor parte del tiempo, no mentiré, y el coctel, que no entiendo como mi cuerpo puede aguantar, de diferentes alcoholes pasa por mi garganta sedienta de evasión, algunos se dan a la huida del mundo de mil formas pero yo soy más práctico que ninguno porque la bebida utiliza la fácil imagen de la vida y las demás drogas son más cancerígenas.

Y hoy, terminando la jornada salgó del bar con la intención de ir a casa. Pasó entre los gigantes de cementos, como los que confundiera Don Quijote, y antorchas de un fuego casi del Olimpo. Las calles se deforman como una pitón, que queriendo defenderse estrangula a su fácil presa. Las flores de los balcones, lo más vivo de lugar, se secan. Los vagabundos prostituyen su alma en el suelo y las prostitutas de bajos fondos piden limosnas. Los pies se me abrazan en un sutil amago de deseado abrazo. Los colores forman un arco iris de luces que se espanta por el aroma de las fábricas cercanas mientras lagos de aceite, salidos de la lluvia del tubo de escape, atrapan la aurora. Los coches, como visiones proféticas, emanan un sutil aire olímpico como si fueran Hermes para un destino en una misión de gran peligro para la humanidad que ser el siervo de algún señor feudal apunto de la quiebra. Las ventanas y espejos parecen la visión grotesca de la verdad en donde la gente se deforma mirándose en ellos con cara de satisfechos y alguna mujeres, con cara de un cansancio que no se nota en las venas de la cara sino en su expresión y que no se ve muy agraciada, se ve a la misma Venus. Parece que oigo alguna grulla u otro pájaro pero no eran unas pájaras cotillas de un balcón por encima de mi cabeza. Las cucarachas, como si se tratasen de las de un relato de Kafka, empiezan a hablar de su mísera existencia de seres asquerosos y que desprecian todos. Todo son delirios del alcohol, una ilusión muy utópica.

Veo un cartel de un disimulado lugar para las “heteras” que pone club. Algunos borrachos, como yo, entran en la facilidad del ser un privilegiado; estos nobles luchan con el gran dragón bursátil que es hoy en día gran enemigo, porque en Hispania “no trabaja ni Deu”, mientras se enfrentan al resto de los enemigos de la banca como los gnómicos números de cuentas, gigantes bancos, trasgos inversores y los sapienciales duelos entre inversores pugnando en duelos de gritos como en la antigua Grecia. Mis pies dirigidos por una fuerza interna, más propios del varón como el toro que va corneando por la vida, de entre las entrañas y la zona que está entre las piernas me incitan a entrar en una mezcla de deseo y soledad, y el alcohol con sus efectos que me agudizan todo los sentidos o sensaciones como esa luz del cartel hipnotizándome como Circe antes de convertirme en un cerdo.

Las Venus pasan por el lugar entre las miradas en el teatro de esa historia, que como la mías son prostituidas a las editoras, se quitan el inefable decoro y barrera del idílico amor que fantasean todas y, aun en su actitud de simios en el cortejo de reproducción, los clientes también lo hacen.

Las jóvenes mujeres se reparten papeles como Calíope que está siempre, aun escondida, muy cotizada y que alguna vez soy cliente de ella, y mi habitual Erato que es prácticamente exclusividad de gente como yo.
Subo de la mano de Erato a una habitación de arriba del “club”. Un cuadro con un cisne decora la habitación donde Erato y yo nos vemos. El cisne, dibujado en su eterno arte, es parte del canto o, más bien, la poesía coral que emana de entre la boca de los dos. Su piel dorada y deseada es tocada por mis dedos que se pegan a su piel, y su pelo y sus ojos azabaches son como una isla perdida, como si yo me quisiera perderme en ella, en la que me zambullo danzamos al son de la música de Baco.

Acabado el canto, ella se enrosca en mí, ya habituada a nuestros encuentros. Su voz, como un eco lejano, me susurra su gran vida de juguete y sus alientos que me rompen el corazón porque sé que nunca podremos vivir, ni los dos juntos, sin que nos prostituyan por una miseria como personas normales pues somos unos espantapájaros de la sociedad que vive en el Edén del fango, como el que dice Aristóteles salimos, de la ignorancia y las manzanas del árbol de la ciencia.

- Rubén…

- ¿Qué Erato?

- Mi trabajo es el que es pero no por eso significa que cuando estoy contigo es el momento en cual me siento persona y feliz porque contigo me haces sentir bien y reírme. No te hagas más daño. El alcohol e incluso yo somos el veneno más doloroso que puedas encontrar porque sabes muy bien que soy… Deberías cuidarte más. –dijo Erato mientras me recordaba eso a una canción de Oasis, Stop crying your heart.- Pareces, aun con tus defectos, una persona decentes y creo que aun sabiendo que te jodes a ti mismo, te da igual porque primero; es una forma de no afrontar de cara tus problemas, segundo; haces esto porque te da pie a decir que todo es una mierda.

- No creo que sea buena persona más bien, simplemente, soy persona y para nada buena y sobre esos supuestos venenos, diré, que son, aun siendo mi veneno, es de los que me vivo y tú no eres ningún veneno... Y en cuanto de lo demás; a la primera razón te diré que es verdad, a la segunda discrepo.

- Eres como un niño al que no le dan una golosina y se enrabieta con el mundo.-Sentía que Erato empezaba a enfadarse-

- Pero es que no es verdad que dicen que “El filósofo piensa como un niño que se lo pregunta todo” y el poeta dice lo que siente. Pues aberración como esta es en la que me sitúo yo, realista e idealista frustrado. Un esperpento.

Erato me dejó irme con una cara que no sabía si ponerse de enfado o de tristeza por mí, lo que me entristece mucho más por crearla tal sensación. Salí del templo de la diosa Venus a tientas pues al final acabe más borracho de cómo entre. Y no sabía si llegaría sano a casa.

Las aceras se alejaban y los coches se acercaban más y más. Los árboles secos y otoñales se me querían abrazar pero, en realidad, me querían matar. Las gentes parecían chocar conmigo e intentaba esquivarlas sin poder evitarlo. Una maceta, caída de un balcón del cielo, con una flor roja marchita se me estampó en la cabeza dejándome en un estado casi vegetal y de un mareo en que no podía sostener. Ante ese estúpido ambiente lamentable creado, me choque varias veces con alguna persona hasta caerme una vez de culo.
Al final, sin poderme aguantar en tal estado, me acurruque como un niño en la fría acera intentando encontrar el calor en los huesos, alejar el calor de las entrañas por el combinado digerido y dormir la mona como si fuera otro vagabundo más.


-Aquí empieza La Son... Poesía-

I- Un cisne; su pregunta y su canción
13/01/2011

[font=Impact]Caminando sigo mi ígneo camino
Y veo al cisne y a su pregunta
Al cuello, que de entre él surca.
Y como luchara valiente Sigfrido
Me intento alejar de entre la cruda
Verdad que, entre la mar, susurra
El no saber si hubiera ocurrido.

Y entre él, entre el abismo.
No sé, si sólo para mí, muda
Su canción última dibuja
Ella una pregunta sin ningún remedio
Que me hace, de siempre, dudar
Si la canción, ella desnuda,
Pude tenerla entre mí, a esa canción…

II- La cara oscura de la Virgen
13/01/2011[/color]

Por entre la necrópolis
Se ve a la virgen de la piedad
Y amor,
Y paciencia.

Toda locura
Que se refleja
En mi esperpento
Surrealista.

Esta copla
De falsa métrica que crezca
La locura
Siempre eterna.

La canción
Suena,
Otra vez,
Y se mezcla.

Y pasos en esperpento
Entre el robre de eterna
Robustez solitaria.
Me gusta la oscura belleza.

Una gárgola
Pide clemencia:
De ser un dragón
Y por sus insidias.

Y todo noche.
Y en la lejanía,
Inversas las luces
Que se escurrían.

Un puro esperpento
De Modernista
Y alma vieja,
Y de niño las prisas.



III- Noches de luceros
13/01/2011

Un deseo que se escapa
Como el agua que hierve
Como el volcán con el magma
Y, sólo, salir quiere
Pues está incrustada
Entre espigas que dorecen
Por el sol dorado en mantas
De un cielo azul que emerge
Y después, y ahora, traza
Oscuro. ¡Qué me entierren
En las noches estrelladas
Y que, sólo, me contemple
La Luna iluminada!.



IV- ¿Lo has visto?
15/01/2011

¿Lo has visto?
¿No lo has visto?
¿Te han cegado
Los haces de luz
Que nacen
Que se crecen
Entre el cristal
Que nos separa
Que nos calla
La voz
Y la canción final
Que emana
De su cuello
Que oxigena
Cada palabra mía
-entrecortada
Y sin acabar-
De esta infinita pregunta?
¿Te ha cegado?
¿O si soy yo… el ciego?



V- Un Espejismo
15/01/2011

Una imagen alargada
En el promontorio, hinca
Un abrazo de tierra
En el cual se derritan
Mis ojos y mi mente,
Como el desierto, se firman
En mis fuertes anhelos
Y mi débil corazón. Quizás,
No me permite ver la feliz
Intelectualidad,
Que no sirve para nada,
Pues mi mente se esquiva,
Sólo, solo hacia ti.



VI- Tensión Llameante
15/01/2011

Cada musculo en tensión,
Mi corazón latente,
Como fuera prisión
De llamas de fuego entre
Otras llamas, que siento,
Su frío cual desprende
Cada uno de mis huesos.



VII- El pasar de días y noches
16/01/2011

Noche oscura
Espera tranquila
Al huido sol.

Es abrazada
A la pura soledad
Del firmamento

Sola, reflejo
Del sol que se escapa
Al amanecer.

Mirados sin ver
Sus miradas del uno
Al del otro.

Arbor del día;
Hoy quiero, deseo,
Ese eclipse…



VIII- Modernismo esperpéntico: Paseo oscuro
16/01/2011

Mis pasos entre la noche.
Las cercas de las casas
Como puntas de dagas
Y los adoquines de piedra sobre
La acera quebrada
Que se clava
En mi cojeo.

Una luz artificial
Que en su oscuro manto se pose
De entre la necrópolis de ponte
Entre tenebrosa y sin prisas
Contra el tiempo cual roble
Y de piedra fría que rompe
El calor. ¡Qué fría!

Mis pies, ante el camino, pasan.
¡Qué fría, coño!. Tirita
Mi cuerpo ante la fría
Atmosfera entre cada paso que darán,
Con mi aspecto de ánima,
Con la dinamita
De las farsas.



IX- Cielo Azul
19/01/2011


“Estos días azules y este sol de la infancia”
-el último verso de Machado-
Quien escribiera sería una infamia.


A ti, Machado, que me distes tu voz
O más bien tu eco
De entre esta mar profunda
De palabras, de los sentimientos,
De cielos azules
Y sol dorado. A ti, mi maestro,
Me eco se oiga
Sacar mi oscuridad que tiento.


X-Los años pasaran
21/01/2011

A el Pisuerga
Mi sitio de castilla
Donde no soy inmigrante
En mi propia tierra.


Pasaran los años; el reloj que con su cuco
Me arrancaba cada minuto ya no estará.
La Tele con las imágenes de mi infancia;
Mis recuerdos partirán. Los años pasaran…

La ciudad, donde el Pisuerga se muere,
Esa misma olvidaré y de ella… nada habrá.
Mis pasos por entre la necrópolis que dio
Nombre al río donde su agua me reflejara.

Entre el hedor indigente y muchas imágenes
Como el viento del norte, ¡tan frío!, llegaran
Más hechos para el recuerdo quimérico
Pero el recuerdo huira. Los años pasaran.

La máquina de coser jamás volverá ya a hilar.
Cloto teja, Láquesis elige y se acabará
Con Átropos eligiendo ese momento
Cuando con las tijeras el hilo cortará.

La Necrópolis mi cementerio será esta,
Mientras las animas sólo vivan por acá
Y mi cuerpo se funda con estas tierras
Estaré en el Pisuerga. Los años pasaran



XI- Un paisaje
22/01/2011

Con la ventana abierta
Entre las nubes de blanco
Entre el cielo azul,
Entre ellos, decorando
Dos senos de la montaña
De reverso asomando
De suave empedrado.
Un paisaje lejano
Más abajo está la senda
Que al pueblo bajando
Te lleva hasta el hostal
De todo lo deseado
Para el buen caminante.
Yo no voy cuesta abajo
Si no hacia arriba
A lo difícil mirando
Yo voy a caminarme.
Entre el gran verde prado,
Los árboles otoñales
Que fueron acariciados
En primavera dulzona,
Ahora están mermados.
En el cuadro de mi ojo,
Un cisne se va cantando
Una última canción;
Es lo más bello soñado,
La canción deseada
Toda desnuda; abrazando
En mí, como en mi mente
Que ahora está en abstracto.


XII- Como escribir, vivir y caminar
23/01/2011

Escribo
La poesía
Como mi vida
Que vivo
Del revés.
Siempre,
Me complico
Y no me arriesgo
Y todo lo pierdo.
Digo:
Que un días,
Quizás,
Escribiré un camino.



XIII- En mi habitación
23/01/2011

Mi gran habitación,
A altas horas.
Y con sueños,
Y muchos sueños.
Me siento,
Que mi cubículo
Se distorsiona
Se espira
Creyéndome en otro lugar
Fuera de mí
Fuera del rompecabezas
Dentro de un sueño
Dentro y fuera de mí.



XIV- Ilusión del poema (Tres partes)
23/01/2011


-I-
Triste alegría
Del que se cree
Poeta
Del que todo
El espectáculo de la vida
Se le escapa de las manos.

Triste alegría
Del sueño
Del poeta
Del que sus deseos
Y su tiempo
Y su vida escapan.

Cuitada Desolación
Que me invade
Quimérica
Que es el verte
Que es estar lejos…
Triste alegría.



-II-
Las palabras
Saliendo
De la tinta
En un intento
-estúpido-
De ser más, de lo que son.

Las palabras
Rellenando
Huecos
En mi corazón
-como tapándolo-
Fugitivo.

El ABC
De la ironía
De la alegría
De la tristeza
Del amor y desamor
Pero, sobre todo, de las palabras.



-III-
Como un espejo
Que del revés
Como escribo,
Siempre, poesía
Como vivo
Apostando al cinco**.

Las letras
Se funden
En letargos
De mis anhelos
Entre espejos
Y sueños.

Un hilo
-invisible-
Que tejen las musas
-invisibles-
Por la imagen del sueño
-visible por mi ojo-.


XV- Silva del Héroe
23/01/2011

¿Dónde están los héroes?
¿y esos seguidores?
¿…Y esas seguidoras
Que dejan pétalos de rojo por donde:
Ellos salvan mil vidas,
Que ayudan al mundo en toda su ponte?
¿Y?, ¿Dónde está el héroe?
¿Y toda su enorme
Gallardía sin alguna distinción?
Pues, aquí, lo dije:
¿Dónde están los héroes?



XVI- A esos que en la noche…
24/01/2011

A esos que en la noche
-tenebrosa y diabética-
Me apoyan con sus palabras
-aun rudas-.

Hoy, me siento Modernista,
Ayer, surrealista
Y mañana…
Quién sabe…

Siento que la piedra
-de mis sueños-
Se derrumba
Y deseo… un cielo azul.
¡Qué salga el sol dorado!
¡Qué ,yo, este Bohemio
Y de alma de León
Y de Fénix,
Nunca se me derrumbe
Entre estas piedras
Mi monasterio
Con el Cristo desangrado¡



XVII- Al Filo
24/01/2011

Al filo de la espada,
Del alfiz de la ventana
Por dónde va el acero
Por dónde va el frío.
Un grito de guerra,
Un grito que desespera,
Del gallardo guerrero,
Del poeta sin sueños.



XVIII- Corre la canción
29/01/2011

Si vienes…
Como esta canción
Que hierve su guitarra
Al resonar de sus tambores.

Si vienes…
Como esta canción
Que grita al cielo
Suplicando su deseo

Si vienes…
Esta noche
Que esculpe un abrazo
Frío cruel de anhelo.

…Si vienes…
Este final,
A lo mejor,
Se alarga.

Si vienes
No querré
Que te vayas,
Y esta es mi canción.

Si vienes,
Sólo,
Si vienes,
Acabaremos.


*M-Clan **Fito y fitipaldis
La Son del Murciélago
III- Los reflejos del espejo

PROLOGO- Lluvia de Ideas


I- Reflejo
25/01/2011

Aurora del día,
No te miro
Pero me miras sin prisas.
¿O es al revés, por culpa del espejo?

Vosotros, mis espectadores.
Vosotros, esperáis que yo
Como las hojas de Otoño
Caiga, pero yo soy así.

Me creo más bien como: el guerrero
Que con la espada
El momento espera
Para clavar la espada donde la flor roja.

Cobarde y idiota sabio
Espero
En mi prisión
De los sueños de cobarde.

Me creo Rubén Darío
Y Machado, ¿Y Guiomar?
¿Dime tu nombre?
¿Soledad es como te llaman?


II- Silva de la mar sonora
29/01/2011

Sonoro silencio
Que en mi habitación se estanca
En un eterno momento agónico
Que se espera… nada

Un compas que se alarga, sin música,
Y que espera la llama
Final de la rutina
Y eternas mareas de la inclemencia.

Mientras, yo, escribo
La música sorda en las cercanías
Se me anuda al ritmo
Que se ancla en la marea infernal.


III- La cueva
29/01/2011

Replican tambores,
Tiemblan mis músculos
De mi cuerpo
En un nervioso
Silencio inmóvil.

Pasan agotando eternas las horas,
Y después, poco a poco, lentamente,
Se acerca, más y más,
En un sueño que deseo.

Por la cámara de la oscuridad,
Entre la cueva,
Oyéndose el río,
Se ve el reflejo
De una luz.

Apagándose
Las velas
Y se me ahoga, ahora, el pecho
Y me asfixio
Y nada.


IV- Viaje entre amagos de primavera
04/02/2011

Entre la carretera solitaria,
Los árboles muertos. Ninguna hoja,
Ya que el tiempo las marchitaría.
Un ave, descansando en un árbol, pasa
Su cuerpo cansado de insidias
De un tiempo que es su ser, sólo, el rotar.

Las rueda del autobús recorren
El asfalto. ¡ Pobre tierra de verde
Esperanza, que desea que la toque¡
En ella, sin querer, queriendo me pierde.
Mi tierra, ¡Pobre! ¡de sus profundos bosques¡
Entre piedras, cuevas y su yermo.

Entre la luz del sol que va infiriendo
Reflejos de los seres por la ventana.
Perdido entre la mar, un bufón errado;
Desea ser trovado de enamorada
Ola monótona como un puro dragón
Con su fuego de primavera escarcha.

Algo me tapa la luz y de golpes
Me doy contra la oscuridad sincera,
Que mi cuerpo de cristal no soporte,
Y la hiel de un reflejo me apresa
La garganta. Una corbata de roces
De imágenes que, a mí, no se me reflejan…

Fuego ígneo, que no como al fénix,
No me resucita al recorrerme las venas.
No digo nada si no puedo mentir,
Vuelo para no tocar la hiedra.
Sigo esperando, para que yo sentir
Como pasan las horas que arremetan.

Entre se manto de nubes azules.
Espero, aun con la ventana cerrada,
Que con la noche, que por entre las nubes,
Y la luna borracha y estrellada
Se me habrá la ventana que es cruel
Pues se que, sólo, solo se me refleja.


V- Eternidades
29/01/2011
A Juan Ramón Jiménez

Eternidad silenciosa de mi habitación,
Que se me ahoga el corazón en cerrado puño
De mi soledad de indiferencias que anido
Sin entender, el Juan Ramón este, al mundo.
Mis sueños, fuerza flaquea, aniquilo
Cada uno con mi aislamiento cual me pugno
A mi delicado ser, puro y tosco ladrillo.
Vivo en mi castillo y del cosmos, cual huyo,
Me alejo para vivir como vampiro
Que vive de otra historia, me alimenta mucho,
Y no el tocar el sueño que al verso suplico.
Se me aparece al morir la Luna al desnudo,
Nido de poetas sin abrigo que yo habito,
Y, entre la esperanza, nace el sol dorado y mudo,
Fuente de vida y de cegüez, que, sin querer, miro.


VI- Eterna Diana
29/01/2011

Flecha
Cual su arco
Apuntando
No llega
A su destino
Manifiesto.
Espera
Sin culminar
Sin la dicha
De esmerar
En la diana
Si no contempla a diana
En la soledad
Solitaria
Y fría
De cruenta
Realidad
Y desdicha
Y que merma
Cada asunto
En mis resultados
Que desean
El regazo,
Clavando, en el centro
Que me desespera.


VII- Brisa de Mañana
06/02/2011

Silencio.
Nadie en el lugar.
Suena lejanos los compases de la música
Y voces lejanas y el suave viento
A lo lejos.
La ventana abierta
De par en par
Y la brisa acaricia
El vacio de la habitación
Llena de libros, electrodomésticos y cajas de cartón
Que pueblan escondidas
Mis rincones
De vacio.


VIII- Mis palabras
06/02/2011

En cada palabra
Escrita aquí,
Se que escondo
Algo
Que no quiero decir
Que lo escribo
Sin querer decir
Lo que quiero decir.

Busco la perfección
En el poema,
Sin conocerla
Entre los brazos
Del viento,
Del mar
Y el fuego
Del fénix.

Y no encuentro las palabras
Si deben ser muy, muy cortar
O largas
Como el océano
O como las charcas de sapos.
Siempre con mis hábitos,
Con no saber
Y mi alma destrozada
Por una espiga del campo
En la que se esconde mi herida.

¿Dónde estás tú,
La palabra
Perfecta?


IX- Saber, conocerte
06/02/2011

Se que me lo haces
Sin saber
Sin hacer daño
Como el viento

Se que me invades
Cuando repitese
Tus cortas –y larguísimas- miradas
Como la mar.

Se que me hablas
Sin que tú atacas
A mi mí corazón
Como el fuego

Se que apareces
Al atardecer
Pasando el tiempo, poco a poco
Como la lluvia.

Se que te alquilas,
En mi mente, un rincón
Enredándote en seguida
Como las raíces de un verde árbol.


X- Ver para creer
07/02/2011

Yo vi o creí ver
Un reflejo
De un cielo azul
De lunero
Pero era un pantano
De estiércol
De mendigos
De cerdos
En butacas doradas
Pues era… un espejismo… del espejo.


XI- Mí poesía
07/02/2011

Yo lo que desee
Fue que en mi poesía
Fuera el reflejo
Del mismo sol dorado
Pero no, creo que es:
No el de la luna
No el de las estrellas
Sino la oscura noche.



XII- Otro día caminando
07/02/2011

“Agazapado
Bajo las piedras
Esperando, paciente, la llegada
De esta tarde
En la que nada
Es ya posible…
Mi corazón
Tu nido.
Muerde en él, esperanza.”
A. González –Esperanzas-


Racimos del atardecer,
Muriendo Apolo.
Otro día más, caminar
Como si fuera un loco
Porque entre la cuenca
De mis oculos asomaron
La lluvia matutina.
Un corazón va sangrando,
Por entre la Necropolis,
Un fuego que es apagado
Por la mar del cielo azul.
Ya dado muerte Apolo,
Le brilla a la Luna un lunar
Sin demasiado aplomo.


XIII- La carpa del circo
07/02/2011

Ruidos,
Risas,
Yo sin rimas,
Y payasos
Y otros perturbados.

Un carnaval,
El circo
Con las carpas
Del escenario
De la vida.

Un cenagal
De peces
Donde se ahogan
Mientras miran
El reflejo del barro.


XIV- Malos sentidos
08/02/2011

Miro por la ventana
Y, a lo lejos, veo
Un gran edificio
Magnánimo.

Pero cojo los prismáticos
Y, de cerca, veo
Al mismo edificio
En ruinas.

Mis ojos,
Torturándome,
Me engañan
Con sus imágenes.

Ahora se
Que el cielo azul
Por encima de mi cabeza
Puede ser negro

Ahora se
Que una estrella intermitente,
En la noche de Luna llena,
Puede estar fundida.


XV- No dicen nada
08/02/2011

Cuando hablen los reflejos…
Y las sombras…
Y las piedras…
¡Cuantos secretos!

Si hablaran los corazones…
Y las letras…
Y las esperas…
Con sus voces.

Cuando nosotros callemos
Y ahoguemos las voces
Y no estorben
Me dicen: ¡Hablaremos!


XVI- Las palabras (Tres partes)
08/02/2011

-I-
Intento
Escribir unas palabras
Con la esencia
Exacta
De lo que quiero decir
Pero no se
Pero la sangre
De mis palabras
Heridas
No pueden hablar.
-II-
¿Cuántas veces
Nombre
Con mil nombres
A quien no quiero
Nombrar?
Una rosa,
Una sombra,
Una canción.
El reflejo
De mi poesía.
-III-
Mi poesía, como yo,
Es monótona
Es oscura y triste,
Es desamor
Es inútil.
Mi poesía, no como yo,
Es clara,
Es de corazón
Es pequeño pero grande su ser
Es delicada.
[/color]

XVII- El viento entre las cortinas
09/02/2011

Pasa el viento
Por las cortinas
Pasa el viento
Sin tocarme
Como el reflejo
Fuera de la realidad.
Pasa el viento
Por mis sentidos.
Pasa el viento
Sin tocar
En verdad mis ojos,
Esfumándose.
Pasa el viento
Y se va, sin mí.




XVIII- La vida
10/02/2011

La incertidumbre
Del temor
Del error
Del temblor.

La cumbre
Del seno
Del coseno
Del relleno.

La lumbre
Del trecho
Del sesgo
Del riego.

La vida
Sucumbe.

La vida
Se esculpe.


XIX- A cal y canto
10/02/2011

Cal viva
Irritando
La piel
Descarnada.
- - - - -
Mi nombre
Te son-ara
Es-tupido.

Tú nombre
No sonara
En es-te verso
- - - - -
La sal,
De la mar
Del sur,
Que hierve.





Última edición por samuel17993 el Mar Feb 15, 2011 10:52 pm, editado 1 vez
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por purpleviolett el Mar Feb 15, 2011 10:42 pm

Siempre me gustó "La son" pero ahora que esta cogiendo forma me va gustando mas.
La niebla: En este juegas mucho con las palabras y con el lector, y eso me gusta, además es muy buen principio, así como algo confuso, pero en su justa medida.
En el limbo el juego sigue, ahí es donde dije dar vueltas mientras leía.
Entre la oscuridad me gusta bastante, tiene fuerza.
En sin sentido volvemos a dar vueltas al circulo, quizás esta vez sean vueltas mas profundas.
Ya nada está escrito a mi gusto a la perfección, jugando con las palabras de nuevo, pero es realmente bueno, juego perfecto con "exhalar"
El siguiente es genial también, en concreto este trozo:
"Para empezar*
diré que es el final*
para acabar
diré que no hubo principio" Genial, ya digo.
En el VII y el VIII volvemos a dar rodeos, y eso me gusta, me da sensación de que se oculta algo grande detrás de cada palabra.
Y el IX le da un buen final a la primera parte.
En general puedes observar que me ha gustado, mañana seguiré con la segunda parte y te comentaré de nuevo. (soy un poco pesada xD)
¡Saludos!

avatar
purpleviolett
Maestra Jedi
Maestra Jedi

Mensajes : 156
Fecha de inscripción : 12/02/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Miér Feb 16, 2011 6:07 pm

Sí lo del remolino es algo que salía siempre, era un período, si debo ser sincero, algo estupido de pesimismo, que a veces o casi siempre me invade, y no es ni bueno ni con ello se gana nada aunque me haya salido poemas así... La poesía al fin y al cabo es expresar un sentimiento puede ser lírico o en forma de narración...
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por purpleviolett el Mar Feb 22, 2011 1:49 am

"En una larga y fría noche de invierno,
llegan recuerdos borrosos de primavera;
cuando esas rosas florecieron"

Le he dado como doscientos significados a este trozo, no se muy bien porque pero se me ha quedado en la cabeza...

Me fascina la facilidad con la que juegas con el lector y con las palabras, realmente me fascina...

El relato del cisne es muy interesante, y muy bien redactado creo que es lo mejor en prosa que leí tuyo, la forma de escribir, de expresar... Y ese juego sutil con el lector de nuevo insertado en un relato como las calles son serpientes, de la pitón que aparece entre rincones... por poner un ejemplo, me encanta.
Se ven las influencias bastante claras, por no decir que casi te saltan al cuello, y la aparición de otros autores enmarcados en el texto también le da ese aire interesante.
Mencionar también esa mezcla ambigua de dos mundos en uno solo, lo terrenal, lo divino... Amitos Griegos me refiero sobretodo... Queda perfectamente fusionado y ese continuo "hacer pensar" realmente profundo y masticado quitándole así la posible espesura al texto.
Veo trozos de caricatura sueltos por el texto, bien traídos, y luego ella, como algo bello y etéreo...
Y el cisne.
Me gusta mucho el relato, es como... fundido-acto-fundido, yo me entiendo xD


Lluvia de ideas le cortaste un trozo a la imagen, me quedé descifrando una palabra xD
Mañana sigo comentando que me van a acusar de alargarme
¡Saludos Samuel! n.n
avatar
purpleviolett
Maestra Jedi
Maestra Jedi

Mensajes : 156
Fecha de inscripción : 12/02/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Miér Feb 23, 2011 7:51 pm

Gracias Violeta, por ciertos eso de los autores de donde lo sacastes XD? y, por cierto, que influencias ves claras XD, es por curiosidad XD? Lo griego lo divino... bueno bueno... (en cierto modo) y lo expresionista??? como terrenal... eso diría que es un expresionismo no sin motivo sino por el estado de embriaguez del sujeto... Este tipo de relato es parecido a mi utopía (recién republicada aquí) que hice un año para Lengua.: "El reloj sin horas ni minutos ni segundos" te lo recomiendo...

Por cierto, oígo un "chirrido" de "Ultima estación" XD. Pronto publico... la última parte que ire completando que ya hay 18 poemas ( 5 haykus) y el caligrama.

Un saludo de Samuel.
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Miér Feb 23, 2011 8:22 pm

*M-Clan **Fito y fitipaldis
La Son del Murciélago
IV- La última estación; la huida de la cueva

PROLOGO- El Lago del cisne con sombras, reflejos, cantos y mucha sangre.


I- Mares y islas
19/02/2011

Es otra noche al abrazo
De entre la mar de coral,
A esperar a naufragar.
Al horizonte asoma:
Una isla en un punto negro,
Una isla donde abandonar
Mis tesoros preciados,
Mis tesoros que adoran
Mis ojos aguileños.
Al horizonte asoma,
Es otra noche al abrazo
De la Luna menguante
Para el pirata ensoñador.


II- Cae el agua de lluvia
19/02/2011

Mirando el hueco
De las gotas de lluvia:
Que, del cielo, caen;
Que el suelo suturan
Con la hiedra que enreda
Su dulce, que me susurra
Mil imágenes cóncavas
En palabras que son mudas.
Mirando entre el hueco
De las gotas de agua
Como un espejo o él cristal:
Que en su lámina se turnan
Una procesión de loca
Santa virgen, que se curva
Entre su eterno cielo
Que gotas en lagos suman.


III- El cielo pitagórico de Dios
20/02/2011

Una aurora
Flota el aire;
Viento pises
Cada una de las rosas.

Tremendo huracán
Que va y se ríe
De este triste
Amanecer entre zanjas.

El suelo se va a bañar
Entre el cadáver de sombras
De poetas y pomposa
Soñar con dagas.

Ocho y cinco que se rimen
En un azar que entrelazan
En locura que se enrosca
Entre los pies.


IV- Al revés y no un revés de la verdad
20/02/2011

Se derrumban las murallas
Y al redoble del tambor cortan
La gallardura de entre la fusta
Con la que daño al pueblo torpe.

Se derrumban las murallas
Y al redoble de gallardura
Al tambor porten contra la fusta
Con la que dañó al pueblo torpe.


V- El Paría
20/02/2011

Un Paría:
Él robot,
El cual se rían
Los grajos.

Un Paría:
Con extraños circuitos
Con mucha prisa
Para quedarse mudo

Un Paría:
Sus torpezas de metal,
Sus malas pintas
De ser presa.

Un Paría:
Locuras murmura,
Locuras diga
De entre las risas.


VI-Romance al anochecer en la tormenta
21/02/2011

Revienta el trueno,
Suena el Tic-tac,
Sonó el rayo que llegó
Y su movimiento tira
Una electricidad preso
Que al alma esquilma.
Resuena el trueno
Suena el tic-tac,
Sonó el mecanismo al pecho
Del preso que eterniza
Ante Cronos, su cuello,
Su tiranía maldiga
En ese compas perfecto
De imperfección divina

-----

¡Ojo, levanta la vista,
Ve mis ojos desangrados,
Ve mis manos, estas mismas,
Y espera, que yo espero!
¡Ojo, levantate y pisa
Con el máximo esmero
El mundo sin una silla
Donde sentir el cuerpo!
¡Ojo, ve el daño de la misma
Donde se ve el mismo claro
De la Luna que te mira
Mientras tú, estas mirando!
Es, sólo, filosofía
De un torpe, de ese corte
De la vida, esa misma
Que en donde este Caronte.

-----

Caen las pobres lagrimas
De Luna, y ,lejos, el rayo
Con un espejo de malditos
Cabalgando el mismo sayo.

-----

Mujer lunera que llego:
Presta a rimar, ¡quería¡,
Y se prendo al cuello
Del estrellado entre vista.
Largo romance del sueño
Del alma; anochecería
En rayo y relampagueo
Del tronar, Zeus chispa.
El carro de Apolo Febo
Montañas esconderían
Su fuego estremecedor;
Bella…, bellísima… poesía
Tronando el tambor sagrado,
La noche se estremecía
El fruto de ella, granado
Del fruto de la divinidad.

-----

Entre sueño moría;
El cayo, el daño de santa
Que desmedía la rima
Del daño del santo calla.


-(haikus)-

VII-Creer y ser
21/02/2011

Creo dormido
Que me dormito
Algún sitio.

Creo tranquilo
Que me transito
Algún sitio.

Y falsifico,
Son engañisos
De mis sitios.

-----

Constituyendo
Me voy yendo
Como un preso.

Yo me espero,
Yo me enredo
Sólo es miedo.

Y me desespero
Y al alma seco,
Sólo, me dejo.


VIII- Palabras raras
21/02/2011

Palabras raras
Que se extrañan
Ante erratas.


IX- ¡Despierta Minerva!
21/02/2011

¡Despierta Minerva,
Tú sin esperas,
Despierta y esmera!


X- Murciélago
21/02/2011

¡Murciélago¡,
Del lago poeta
El cual sangro.

¡Qué sin esperas
Entre aguas
Tú te reflejas!

¡Qué en él sufras
Entre tú lago
Palabras mudas!


XI- Oro dorado y plata argento
21/02/2011

Sangrando, entre días,
El sol dorado
Se desaparecía.

Un manto sagrado,
Él se mecía
En sangre igneando.

Oro desvanecía
Y aureando
Entre el monte crecía.

La Luna argento
Con sus lágrimas
El cielo sangrado.


XII- Los Símbolos
21/02/2011

El cisne iba cantando
Reflejado en el lago
Reflejos del cielo azul,
De imágenes sangrando.
Era canción última
Llena de sombras que dando
Dagazos se repartían,
A este anochecer cuando
Estás Luna en tu suma.


XIII- El olor de la flor
21/02/2011

Huelo
El aroma
De su miel
Como la abeja.

Asomo
Mi cabeza
Pero se fue…
¿Dónde estás?

Asomo
Pues creyera
Que estaba….
¿Pues dónde estás?

¿Estoy soñando?
Vacio y silencio
Sonando.

¿Estoy soñando?
¿Creyendo el sueño,
Religión del soñador?


XIV- Kindom Fire

21/02/2011


¡Fuego, llamas ígneas,
En el campo arrasando!;
¡Cantemos todos a Hefesto!
¡Fuego, purificando
Y defendiendo a Gea
Con sus hijos arrancando
De sus senos como espejo,
Tierra, como drenando
Como una espada ígnea
Contra su propio antagonista
Y es además su siervo
Que en su vientre arrasaría
Contra el corazón de madre,
Contra esa mismísima
Su regazo duerme
Y en él se apagaría¡.


XV- El esperpento de las luces de Bohemia
22/02/2011

Gritos hay muy lejos
¡Son gritos de los mil grajos
Que murmuran una risa
Que es la de espantapájaros!
Resuena mil crujidos,
¡El tambor anunciando
La llegada, las luces
A un ciego que ha llegado
Su momento del despertar
Del sueño desgarrado
Del espejo del reverso¡
¡Y la música acabo!
¡ Zeus , chispa y luz divina!
¡La vida vas arrancando,
Su voz sólo un eco tú dejas
Para esos olvidados¡


XVI- Engranajes antinaturales y ángeles de la natura
22/02/2011

Un chirrido sin sonido alguno
Entre las sombras de la habitación
Por el que decora la vos de tuno;
Canta la acción sin ejecución.

Un ángel, sus largas alas
Y su luz a la oscuridad cierra
Sus puertas. Pero entierra con sus palas
Divina imperfección que adora.

Nadie la ve, ni me viera
Al poeta sus magna alas
Llenos de luz que la oscuridad encierra
Con sus raíces que ella tala.

Un mecanismo que su acción
No comprende; ¡Extraño y no más rudo,
Ser de locura; sin ninguna pasión
Natural por sangrar su tumor!


XVII- Alegre huida
23/02/2011

Alegre alegría
Del miedo
Es el ser sus alergias
Del cerebro.

Van cantando
Un marinero, con remos,
A encontrado
Un sueño en un espejo,

¡Dafne, no huyas de mías
Manos –va Apolo gritando
Entre aquella gran insidia
Que era el que huya el amor!.


XVIII- El monasterio de Dios
23/02/2011

Piedras, frías, silleras
Que son el asiento a Dios,
Abandonado al aire
Que punzante va hiriendo,
Sedimentando, arrancando
Piel de piedras; sien,
Vida encrespada, medidas,
Que adora al sangrante Cristo.


XIX- “Todo quisiera ser, indefinido”- A. Gonzalez
23/02/2011

En la suave arena de la playa,
De la playa de isla,
Chamuscada al Sol, que va dorándola
En su suave grano, áurica.

El agua la corona
Con un abrazo que a esta rozaba,
Suavemente, amándola,
Penetrando en tierra entre su espuma

De Venus. ¿Si una sombra fuera arena?
¿y si la mar tocándola?
¿Y si la arena, o si el fruto fuera
De la mar reflejándola?

¿Cielo de nubecitas,
Será su reflejo de gran llama,
Del Sol en la mar azulita,
De paz y de las palabras?

Una aurora pasa volando, y siembra
Una efímera sombrecita
En la mar en la que refleja, y se crezca,
La bella colorista.


XX- Cerré los ojos
25/02/2011

Cerré los ojos.
Creí soñar
En un sueño,
En la mar
Entre corales
Y el sol,
Y la Luna,
Pero en ese manto
De luz en llamas,
De luz de estrellas…
Los abrí,
Creí soñar
A la imagen,
A la sombra,
Entre el abrazo
De la oscuridad
De la tinieblas
Y que… huía,
Poco a poco
De golpe…
En mi retina
Erigiéndose
De una sombra
De mi sueño
Entre el calor
De el seno
De la mente,
Repitiendo
El mismo patrón,
De ese espejismo.


XXI- ¿Qué voy a decir?
03/03/2011

¿Qué voy a decir
Que ya hayan dicho
Mis ojos
Soñolientos
Esperas en silencio;
Vacio espacial,
¿Cuándo el vacio
Me hablará?

Hastío
E impotencia
Al estar en las noches
Con las estrellas fundidas.

¿Vale para mucho
Estás palabras que escribo
Cuando más vale
Lo que me callo?


XXII- ¡Vaya tiempos!
03/03/2011

¿Cuánto ha pasado, que ha pasado
De moda el lirio modernista
O la poesía desnuda a Juan Ramón?
Ya lo sé, es un tiempo de muchas prisas….

¿Cuánto ha llovido y vino Mayo
Con sus aromas de miel dulcísima?
¿Cuándo el esperpento ha llegado
De manos de Lorca a mi poesía?

Da igual, flor roja que guiñapo oscuro
Sino agónicas risas sobre el cielo azul,
Y el cortar la bella alma por un mal duro.

Prisas y risas, sin calma sino cactus
Con tanta locura bárbara de amargas
Vidas de espantapájaros que andan.


XXIII- Significados
03/03/2011

Fonemas, vocablos y silabas,
Que forman palabras,
Que en diferentes lugares
Se unen en un mensaje.

Esas mismas palabras, de mil formas
Dicen diferentes cosas
Y unas sombras indican
Su intención real.

Mil veces, mil maneras,
Y sentidos
¿Qué ocultan?
Porque, yo, no lo sé.

¿Qué pesadilla
Es esta que descubrí
En la que sé
Que no sé de sombras…

Sólo sé
Que no lo sé,
¡Sócrates,
Te salío gemelo!


XXIV- La voz de la sirena
08/03/2011

Sonó, a lo mayor lejos
De las gargantas de hiedra
De piedras entre nieve.
Sonó, cantos de sirena
Con su ruido marino
De la mar que se aleja
En la resaca. Aulla.

¡Tú, marino, despierta!
¡Qué has caído de pronto,
Qué has caído en tierra!

Su eco, lejano, sonoro
Como de agua de presa
Que cae en el silencio
De la mar en la soledad.

Sonó, entre el cielo azul,
Y anudando en la cresta
De entre las montañas blancas
Y difíciles antenas
Que recogen su sonido
Como la sangre a la vena
Del cuerpo sin la sangre.

¡Del sueño despierta!
¡Marinero, marinerito,
Que te advierto me apresan!

El eco era cogido
Por la garganta de hiedra
De piedra entre nieves.
Sonó, cantos de sirena
Que las montañas abrazan
Por la vida entre eternas
Y silenciosos momentos
De esa pobre soledad.

El marino fue montaña.
Con su espera que eternas
Llegan entre sus compases
La voz que su ser meza
Con su herida pierda
Por la espiga de la sombra
De la lejana sirena.


XXV- Alma sideral
09/03/2011

Como el aliento sideral
Que emana toda la vida;
Boca del alma de todo
Alrededor de cósmicas
Auroras de colores;
Boca al son de sirenicas
Compases del Todo y Uno
Que emana toda la vida…

¡Vámonos al campo verde
Que es donde florecería
La flor por el Sol dorado
Y, en él, nacen canticos
Del compas de este mundo
Que en la noche esconderían
Toda la belleza y luz
Que ocupa nuestras vidas!

¿Qué pasa si ahoga un cisne,
Qué pasa si mi dubitar
Es problema de la oscura
Como tenebrosa prisa
De no actuar en mi ideal
Que mi cabeza abanica,
Que apariencias ocupas
Entre tu boca cósmica.

El espacio trastocas,
Y el tiempo huira
Al compas de tu aliento,
Boca al son de sirenicas
Compases del TODO y el UNO
Que emana toda la vida;
Toda la belleza y luz
Que ocupa nuestras vidas.



Última edición por samuel17993 el Dom Mar 13, 2011 4:18 am, editado 1 vez
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por purpleviolett el Jue Feb 24, 2011 10:23 pm

Que bueno Samuel,
no me canso de leer la son xD
En especial me han gustado el del espejo, el del paria y algunos mas que em encantan.
En serio, me estáis dejando a la altura del betún xD Yo con suerte produzco uno o dos escritos semanales y doy gracias
Me apasionan los caligramas, muy pocos había visto, y ya estoy pensando en intentar uno, que sería una hecatombe xD
¡Saludoos!.
avatar
purpleviolett
Maestra Jedi
Maestra Jedi

Mensajes : 156
Fecha de inscripción : 12/02/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Jue Feb 24, 2011 10:26 pm

Gracias... joder tanto alago no soy tan no se...
Aunque podías alargearte el la crítica, pincha si quieres.... XD

Un saludo de Samuel.
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por ~Lyon el Miér Mar 09, 2011 11:59 pm

Sobre el prólogo.

I: el inicio de una depresión, pero, no se... no me convence demasiado... leo, leo, leo... no logro dar vueltas como violeta, no me confunde, pero... tampoco me emociona. Cosas que pasan.
II: el limbo, la nada... el efecto secundario de esa depresión, no es así? La desidia de no querer hacer nada. Hoy día yo siento eso, sin necesidad de estar triste como preludio.
III: parece estar de más... me rompe la secuencia de los poemas anteriores, además de que, me parece que como pieza del poemario, no aporta nada.
IV: depresión por falta de singularidad? Parece extraño, ver tal tristeza por ser parte de un todo, y perder la ilusión de individualidad. Además de la repetición de cosas ya mencionadas en II y III. Quizás, III está allí para colocar a IV? No lo se, aún en este escenario, III no me convence.
V: primero que nada, errando*... herrando suena más a algo relacionado con herreria o forja. Sobre el contenido... esto, si, parece retomar el camino de I II, de hecho sería III dentro de mi lógica.
VI: me gusta. Veo la cueva como una referencia llevada a (o desde) la psique. Así, veo a los murciélagos como miedos. Apolo y Diana, el paso del tiempo? Crepúsculo como la ausencia de paso del tiempo? Atenea en sombras, la sabiduría está opacada, y Ares, la agresividad? Es la presencia de ambos lo que me da el balance. Además, Ares al fondo, me hace pensar fb el instinto (y entrelaza todo para la idea de la cueva como la psique humana).
VII: in...somnio? No lo se, como III, me parece que está de más en la escena.
VIII: parte de VII, pero... tampoco me gusta. La relación entre el paso del tiempo, en conjunto con lo que viene a representar lo que sería un dilema, y luego la inercia y el paso de las horas.
IX: vacío*. Eh... no, no... despertar y descubrir que no hay nada mágico en la vida, que el amor es una falacia, ja... si, esto lo conozco.
avatar
~Lyon
Rey Behemoth
Rey Behemoth

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 12/02/2011
Edad : 26

Ver perfil de usuario http://clockwlemon.phpbb-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Jue Mar 10, 2011 12:12 am

Bueno pues todos los que dicen q te gustan a mi, al principio, no me gustaban.... Qué cosas. Pues contestando al poema VI- Sí, Ares y Atenea como armonía de Razón y instinto en forma de amor, falta de tal pues falta el instinto algo parecido a Apolo y DIana que deseando el Sol, sólo hay "noche" que sería la contradición de Diana, como fiera sin escrupulos que ataca a su presa, mientras que Apolo dictamina el mundo con su poesía como algo bello.

Errar es fallar...

En cuanto IV, es la continuidad sin ningún cambio, necesidad de diferencia aunque sea parte de algo (Ser Humano) que somos todos.... y además de no entender al mundo y no entender más allá de mi mismo....

TODO el tema depresivo es porque hacia poco que me dijeron lo del Asperger, malas momentos: como por ejemplo, hacia poco que se murio uno de mis perros por eso el pensar sobre la muerte pq hay aunsencia de "vida" y también es un simbolo de mujer que sobra... Es todo un simbolismo que ya te explicare.

Por cierto murciélago es en parte simbólico del miedo pero también de diferencia y soledad en la noche del sin saber... como la cueva. ("El murciélago" en su primera parte es el "concepto" de MI MURCIÉLAGO). Por lo que puede valer por ejemplo para un grupo de personas "diferentes" pero, a la vez, iguales al resto de personas XDXDXD.

Ahora te falta el resto XDXD:.....

Un saludo del murciélago de Samuel, nos leemos.
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por samuel17993 el Dom Mar 13, 2011 4:19 am

Añadido más poema, casi concluido... Algunos ases guardo de entre la I parte y la segunda que dudo de publicar... Bueno haber que os parece. PERO DIRÉ que la SON está terminada... Posiblemente, no sé si pronto, dejare un nuevo poémario que estoy ahora hurgando llamado: Rojo... en vez de azul... de Rubén Darío XD.

Un saludo del murciélago Samuel.
avatar
samuel17993
Esperpento Modernista
Esperpento Modernista

Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 15/02/2011
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia), Castilla, Iberia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Son del Murcielago

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.